Taxonomía, Ecología y Silvicultura del Bambú (con énfasis en Guadua Angustifolia)

Taxonomía

En el presente documento cuando se refiere a los bambúes, se está aludiendo a una categoría
“paraguas” que contiene muchas especies endémicas, nativas e introducidas conocidas con el
término genérico bambú.

  • Especies a nivel del mundo

Las Bambusoideae (Bambúes), comprenden 1.439 especies descritas e
incluidas en 116 géneros, es una de las 12 subfamilias de las Poaceae (la familia
de los pastos y gramíneas), y es la que presenta la mayor diversidad en los
bosques y selvas del mundo. Cada género o especie, sean nativos o exóticos
tienen sus cualidades particulares que los distinguen, por ejemplo el género
Melocanna que es natural de Bangladesh y China es valorado por sus culmos
rectos y fuertes y sus fibras adecuadas para hacer pulpa para papel.

En China y Japón donde existe una larga historia en el cultivo del bambú en
áreas propensas a la erosión. Hay áreas enormes destinadas a producir madera
de Phyllostachys edulis o Bambú de Moso en la provincia de Zhejiang. La
mayoría de estas plantaciones están en las laderas escarpadas. A lo largo del río
del Li en China meridional, Bambusa Sinospinosa estabiliza el curso del río
durante los períodos de inundación (Cooper 2005).

  • Especies en América Latina

América Latina es la región más rica de las Américas en términos de la
diversidad y número de especies de bambú leñoso, uno de los Productos
Forestales no maderables de mayor uso en el mundo. Veinte géneros y 429
especies de bambúes leñosos se distribuyen desde México hasta Chile. Del total
de 1,100 especies y 65 géneros de bambúes leñosos conocidos en el mundo
(Judziewicz et al. 1999. En Londoño 2001), América Latina tiene 39% de las
especies y el 31% de los géneros. Brasil tiene la mayor diversidad de bambú
(137 especies), seguido por Colombia (70), Venezuela (60), Ecuador (44), Costa
Rica (39), México (37) y Perú (37). (Londoño 2001, Londoño 2005, Londoño
2006).

La mayoría de las especies útiles en América Latina se encuentran en el género
Guadua y en el género asiático Bambusa, a pesar de que los géneros de
Apoclada, Aulonemia, Chusquea, Elytrostachys, Otatea y Rhipidocladum
también tienen especies que se utilizan de diversas maneras, pero especialmente
para usos domésticos en zonas rurales.

El cultivo de bambú en una escala comercial en América Latina se limita a la
especie Guadua angustifolia, G. amplexifolia, y la introducción de algunas
especies asiáticas como Bambusa vulgaris, B. tuldoides, Phyllostachys aurea y
Dendrocalamus sps. (Adaptado de Londoño, 2001).
Entre todos los bambúes americanos sobresale la especie Guadua angustifolia,
selecciona como una de las 20 mejores del mundo por sus excelentes
propiedades físico-mecánicas, su gran tamaño (20-30 m) y por su comprobada
utilización en la industria de la construcción y en la industria de pisos, paneles y
aglomerados.

Los bambúes leñosos tienen como centro de diversidad la cordillera de los
Andes, albergando el 33% de las especies Se sabe por ejemplo, que estos
bambúes presentan un incremento en su diversidad a medida que se asciende
en las montañas, observandose una mayor concentración de especies entre los
2000-3000 msnm. Por debajo de los 1000 m de altitud, la diversidad disminuye
registrándose un mayor incremento en el número de individuos en el rango de
especie y un predominio de los géneros Arthrostylidium, Guadua y
Rhipidocladum. Por encima de los 3000 m únicamente se encuentran especies
de los géneros Chusquea, Neurolepis y Aulonemia.

  • Especies de bambú en Ecuador

Entre ellas están las del género Neurolepis, que habita hasta los 4 300 metros de
altitud y se utiliza en la Sierra para techar. También contamos con otros
bambúes útiles, como el carrizo (Arundo donax, Aulolemia longiaristata,
Chusquea spp.), el siksi (Cortaderia spp.), la tunda (Arundinella spp. Aulenemia
queko), entre muchos otros. Sin embargo, seguramente la estrella, por sus
excelentes cualidades físico-mecánicas, es la caña guadúa (Guadua angustifolia)
La Guadúa es un bambú espinoso perteneciente a la Familia Poacecae, a la subfamilia
Bambusoideae y a la tribu Bambuseae. En 1820, el botánico Kunth,
constituye este género utilizando el vocablo “guadúa” con el que los indígenas
de Colombia y Ecuador se referían a este bambú.

El género Guadua, reúne aproximadamente 30 especies, se puede distinguir de
los demás participantes por los tallos robustos y espinosos, por las bandas de
pelos blancos en la región del nudo y por las hojas caulinares en forma triangular.
La especie Guadua agustifolia que es un bambú leñoso sobresale dentro del
género por sus culmos que alcanzan hasta 30 metros de altura y 25 centímetros
de diámetro.

Hoy en día con la disponibilidad de metodologías y tecnologías avanzadas y
dado el creciente interés en los bambúes y la caña guadua en particular, las
investigaciones sobre aspectos taxonómicos continúan, por ejemplo en el año
2008 Ximena Londoño (2008) daba cuenta de dos nuevas especies Guadua
incana en el suroriente de Colombia y Guadua chaparensis en la Amazonía
boliviana.

En la costa ecuatoriana existe una sola especie nativa de bambú arborescente y
esa es la Guadua angustifolia. Localmente se distingue entre diferentes
nombres, conocidas como caña brava, caña mansa, cebolla, macana, cotuda o
castilla. Todos estos bambúes son de la misma especie G. angustifolia pero
tienen aspectos físicos diferentes, debido que son ecotipos que responden a
condiciones climáticas y edáficas específicas y por las procedencias de las
plantas madres (Stern 2001).En los Municipios de la provincia de Manabí
predomina la caña brava, excepto en los Municipios de Olmedo y Santa Ana,
Ecuador donde se encuentra caña mansa.

Los estudios moleculares hasta el momento han indicado que la diversidad
genética en el interior de esta especie no es significativa y que las variaciones
observadas parecen estar influenciadas por el eco-hábitat, sin embargo, se
reveló una alta diversidad molecular al interior del género.

No obstante de lo antes mencionado, hay un enorme potencial para trabajar en
el descubrimiento de nuevas especies del género Guadua, especialmente en
áreas geográficas de transición ecológica como es entre la Región Costa y los
Andes donde patrones climáticos varían en cortas distancias.

Guadua angustifolia es reconocida como el tercer bambú más alto del mundo y
considerada entre las 20 mejores especies de bambú del planeta, esta distinción
obedece entre otros factores por ser una planta multiusos, se le atribuyen más
de 1000 usos, los mismos que se registran desde la época precolombina. La
utilidad más frecuente y visible es en la construcción de viviendas de tipo social,
ha sido el material mayormente utilizado en la región costanera durante y
después de eventos extremos como el fenómeno del niño, Actualmente más de
500.000 viviendas entre Ecuador y Perú poseen sus paredes con material de
caña guadua.

Ecuador también ha sido escenario de introducción de especies de bambú,
entre estas se tienen las siguientes: Bambusa vulgaris (bambú Chino amarilloverde),
Bambusa tulda (bambú de la India), Bambusa ventricosa,
Dendrocalamus asper (bambú gigante), Dendrocalamus latiflorus,
Dendrocalamus longispiculata, Dendrocalamus oldhamii, Melocanna baccifera,
Phyllostachys aurea, Phyllostachys nigra, Phyllostachys pubescens (bambú
moso de China).

Ecología

La caña guadua Guadua angustifolia se encuentra en el bosque muy húmedo subtropical (bmh-ST),
bosque húmedo subtropical (bh-ST), bosque seco tropical (bs-T) y bosque muy húmedo montano
bajo (bmh-MB). Existe tanto en la región tropical como en la subtropical, pero se encuentra en
mayores áreas en los bosques húmedos y muy húmedos concentrándose en las laderas de montaña
y en las riveras de los ríos.

Es nativa de Colombia, Ecuador y Venezuela, también ha sido introducida a varios países del Sur y
Norte América, Centro América y del Caribe, e inclusive en Asia y Europa; reúne tres variedades que
hasta el momento se han registrado solo en Colombia: Guadua angustifolia var. angustifolia, Guadua
angustifolia var. bicolor Londoño y la Guadua angustifolia var. nigra Londoño.

La humedad, la temperatura y la altitud sobre el nivel del mar, son los factores ambientales más
importantes que determinan la distribución, composición de especies y el crecimiento de los bosques
de bambú. La productividad del bambú está estrechamente correlacionada con la disponibilidad de
humedad; así, la altura de un bosque disminuye de 50 a 10 m o menos al pasar de ambientes
húmedos a secos. La humedad disponible también es significativa para otras características
estructurales.

La Guadua angustifolia se desarrolla muy bien desde el nivel del mar hasta los1.600 msnm, pero
también crece en buenas condiciones hasta los 2.000 msnm. Por encima de esta altura hasta los
2.000 m, los rendimientos son más bajos (Pérez 1979).La guadua tiene un óptimo de temperaturas
entre los 20 y los 26 grados centígrados, con elongaciones que pueden estar por debajo de los 11 y
los 36 grados centígrados. Requiere precipitaciones entre los 1.300 y 4.000 mm, con buena
distribución a lo largo de todos los meses del año y humedad relativa del 80%. La luminosidad para un
excelente desarrollo de la guadua debe estar comprendida entre 1.800 y 2.000 horas/luz/año,
aproximadamente de 5 a 6 horas/luz/día.

En Ecuador se encuentran plantaciones comerciales de “caña guadua” desde el nivel del mar (Olon), a
400 msnm (varios sitios de la Provincia del Guayas) y hasta los 2.200 msnm en las provincias de Loja,
Azuay e Imbabura.

Los suelos ideales para el desarrollo de Guadua angustifolia son aquellos ricos en materia orgánica,
bien drenados, de textura franco-arenosa, areno-limosa, arcillosa y franco-limosa. A pesar de preferir
las orillas de los ríos y quebradas, se encuentra en optimas condiciones en sitios pendientes y
alejados de fuentes de agua (Botero s/f).

La edad está asociada con la madurez de la caña, por ejemplo para varios expertos un culmo se
considera que esta en su madurez óptima cuando esta cercano a los cinco años, a su vez las
propiedades físico-mecánicas están asociadas con su madurez. Los mejores valores de resistencia a
la compresión y al corte se presentan a los 60 meses después de haber emergido el culmo.

No hay suficiente información sobre el periodo de crecimiento antes de floración de la Guadua
angustifolia en Ecuador pero probablemente es alrededor de 30 años. La flor de la caña guadua es
pequeña y se presenta en una espiguilla de múltiples flores, parecida a la espiga del trigo. El fruto o
semilla es similar a un grano de arroz. El modo de polinización de las flores y la dispersión de las
semillas es debida a la acción del viento ( Stern 2002).

Silvicultura

La silvicultura del bambú comprende cuatro grandes etapas: reproducción, plantación, manejo y
aprovechamiento. La reproducción se refiere a la fase de vivero, la plantación al establecimiento o
siembre de las plántulas en diferentes sistemas, el manejo corresponde tanto a rodales que crecieron
de forma natural y las plantaciones que fueron establecidas y el aprovechamiento a la aplicación de las
diferentes técnicas que permitan un uso y manejo sostenible del rodal.

  • Propagación

Bajo condiciones naturales la regeneración del bambú ocurre a través de rizomas, semillas y ramas
laterales enterradas. La experiencia del ser humano ha generado varios métodos de propagación,
algunos de los cuales se mencionan a continuación:

1) la reproducción sexual o por semillas; y
2) la propagación asexual o vegetativa.
Propagación sexual

La propagación por semilla no es un método fácil ni práctico debido a los largos
ciclos de semillación de los bambúes. Guadua angustifolia presenta altos
porcentajes de germinación, 95-100%, no obstante la floración es esporádica y
la probabilidad de que esta especie produzca semillas es escasa ya que los
flosculos de la espiguilla son parasitados en estado inmaduro por larvas de
insectos principalmente de los ordenes Diptera e Hymenoptera.

Propagación asexual

Cconsiste en la propagación a partes de pares vegetativas de la planta, como
ramas, yemas, tallos y rizomas. Una razón importamte que obliga a la
reproducción vegetativa es el requerimiento de uniformidad en la constitución
genética.

Chusquines

Es el método más utilizado en los últimos años, consiste en un brote delgado
que sale de una yema superior del rizoma, y se extrae con un segmento de tallo
y un trozo de rizoma basal. Se considera el método más ventajoso por la
facilidad de obtención del material, la alta eficiencia y economía. A diferencia de
muchas especies de bambúes asiáticos un plantón de G. angustifolia se
caracteriza por la alta emisión de “chusquines”.

Sección del tallo

Este método es efectivo para propagar bambúes de gran tamaño (8-12 cm
diametro) y pared gruesa tales como Bambusa vulgaris, B. blumeana,
Dendrocalamus asper, y D. latiflorus. Se cortan secciones con dos o más nudos,
se recomienda sembrar en forma horizontal. Este método no es ventajoso por su
costo y por la limitación de usar culmos de un año, los cuales pueden ser
usados para otros propósitos.

Segmentos de ramas

Es un método práctico y efectivo, comúnmente se aplica en Dendrocalamus
asper, especie que se caracteriza por sus raíces aéreas en la base de las ramas
laterales. Las ramas más gruesas tienen mayor capacidad para enraizar que las
más delgadas. La eficiencia del enraizamiento varía en cada especie y depende
del tamaño del culmo y del grosor de la pared.

Segmentos de riendas o “ganchos”

El material vegetativo que se utiliza son ramas jóvenes que posean una o varias
yemas. Este sistema se ha implementado con Guadua angustifolia, obteniendo el
material para propagación de las ramas con espinas que se desarrollan en los
entrenudos bajos del culmo y que se conocen con el nombre de riendas o
ganchos.

In vitro

Este método se realiza en laboratorio bajo condiciones asépticas y mediante el
uso de embriones de semilla o yemas axilares colocados en un medio gelatinoso
(agar) complementado con fitohormonas y vitaminas. Permite la obtención
masiva de plántulas homogéneas a partir de tejidos extraídos de tallos, ramas y
chusquines.

  • Plantación

Para la plantación de los bambúes se requiere tener en cuenta los principios básicos sobre las
condiciones edafológicas y microclimáticas del sitio. Las densidades de plantación varían según los
objetivos y las especies a utilizar.

En las plantaciones con propósito comercial se recomienda distancias mas amplias de siembra entre
surcos que entre plantas con el fin de lograr una mayor incidencia de los rayos solares sobre el cultivo.
Para la Guadua angustifolia se han recomendado distancias de siembra de 4×4 m, 5×5 m hasta 7×7 m
en todas sus combinaciones. Sin embargo lo ideal sería distancias entre surcos de 6 a 10 metros y
distancias entre plantas de 3 a 5 metros. En las plantaciones con fines netamente conservacionistas
se debe sembrar en barreras con distancias de 4 o 5 metros entre surco y de 2 o 3 metros entre
planta.

Plantación en sistemas agroforestales

Guadua angustifolia durante los dos primeros años de cultivo se puede asociar
con frijol, maíz, soya, cilantro u otros, lográndose de esta manera un doble
propósito: mantener la plantación libre de malezas y lograr un ingreso extra para
el agricultor a causa de estos otros cultivos. Sin embargo, debido al rápido
crecimiento de la guadua, esta asociación no es recomendable durante un
periodo mayor de dos años. La asociación con otros cultivos no se recomienda
cuando se utilizan distancias de siembra de 4×4 m o de 3×3 m.

Fertilización

Un análisis de suelo a nivel de laboratorio es importante realizar para determinar
las deficiencias nutricionales y así poder corregirlas por medio de fertilización y/o
abonaduras. Guadua angustifolia por ser una gramínea responde muy rápido a la
aplicación de urea o abonos orgánicos.

Limpieza

Los bambúes son plantas heliofilas por excelencia, por eso para su buen
desarrollo es muy importante el control de malezas en la primera fase de
crecimiento. Es necesario mantener la planta sin malezas al rededor (plateo) en
por lo menos un metro de diámetro.

Plagas y enfermedades

Durante la fase de plantación, principalmente, los culmos están expuestos a
ataques de plagas y enfermedades. La hormiga arriera y grillos han sido
reportados en los primeros estadios de la plantación, existen experiencias con la
aplicación de formícidas agroecológicos como cebos y polvos con excelentes
resultados.

También los guaduales naturales o plantados pueden ser afectados por hongos
y/o bacterias, auqnue hasta el momento ninguno se considera una plaga.

  • Aprovechamiento

El ciclo y la intensidad del corte son los factores mas importantes a considerar en el aprovechamiento
de un bosque de bambú. La explotación sistemática y regular incrementa la producción de culmos y
facilita la cosecha, mientras que la explotación excesiva y continua reduce la producción de culmos y
conduce a la extinción del cultivo.

En el caso de la Guadua angustifolia se ha comprobado que en un tiempo de 5 a 7 años, según el
sitio, la especie alcanza su pleno desarrollo con producción de guaduas catalogadas como
comerciales. A partir de este momento se debe seguir un plan de aprovechamiento y mejoramiento
igual al recomendado para guaduales naturales. Hasta el momento se recomienda para la Guadua
angustifolia una intensidad de entresaca hasta del 50% de su población de culmos comerciales, con
una periodicidad de 12 a 18 meses (15 meses) para un mismo sitio. El rendimiento esperado es de
500-1500 culmos/hectárea/año lo que representaría ingresos del orden de US$0.40 por culmo o de
US$400 por hectárea por año.

  • Cosecha y transporte

La época ideal para cosechar el bambú es durante el periodo seco ya que la emisión de brotes en
esta época es baja y el contenido de humedad de los culmos también, lo que facilita el transporte y
reduce la aparición de plagas y de enfermedades post-cosecha.

Especies con rizomas paquimorfos como Guadua angustifolia se deben cortar de 15 a 30 centímetros
por encima del suelo, con la precaución de que el corte se realice por encima del nudo para evitar la
acumulación de agua en el entrenudo y la pudrición posterior del rizoma.

Para la selección de los culmos a cortar se debe tener en cuenta la edad, el color y la cualidad de la
madera. Los culmos mas viejos y deteriorados deben ser los primeros en cortarse, los jóvenes e
inmaduros solamente se deben cortar si estan muy infestados con plagas y enfermedades.

El transporte de los culmos dentro de la plantación es generalmente manual, a veces se utilizan
animales de carga y cuando las plantaciones estan junto a los ríos, se utilizan balsas.

Un pensamiento en “Taxonomía, Ecología y Silvicultura del Bambú (con énfasis en Guadua Angustifolia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s